mitago.net

Página web de Celso González

Ternera al curry con arroz basmati

Ingredientes

Ingredientes del plato
  • Una bandeja de carne de ternera para estofado (400gr)
  • Arroz basmati (250gr)
  • Una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Nata líquida para cocina (200ml)
  • 2 cucharadas de curry en polvo
  • 1 cucharilla de canela en polvo
  • 1 cucharea de clavos en grano o enteros
  • media cucharetas de nuez moscada en polvo
  • Aceite y sal

En lugar de ternera se puede utilizar cordero, a mi personalmente me gusta más, pero suele ser más difícil de encontrar. Una de las opciones es pedir al carnicero una pieza de cordero y que te la haga para estofado.
En vez de nata líquida se puede utilizar un yogur natural o un yogur griego, importante que sean sin azúcar :)
Para el arroz basmati yo he utilizado unos boles ya cocinados de arroz brillante, también prefiero hacer el arroz yo mismo, y os lo recomiendo, pero en el súper no tenían más opciones.
Ya se que estoy haciendo publicidad de algunas marcas, me da igual, es lo que compro yo y no tiene porque ser lo mejor. Si alguna de esas marcas quiere patrocinarme entonces ya diré que es lo mejor :)

Preparación

Se fríen dos ajos

Se cojen los dos dientes de ajo y se fríen partidos en una olla con aceite a fuego moderado. Para pelar los ajos se les pega un golpe contra la mesa con la mano sin pasarse, también tengo experiencia en chafar demasiado los ajos y las nueces. Para que después no queden las manos ni el cuchillo con olor a ajo, se meten las manos y el cuchillo debajo de un chorro de agua y lo más importante sin frotar en ningún momento.

Partir la cebolla

Mientras se fríen los ajos, partimos la cebolla en cachos grandes, yo lo he hecho quitando los extremos de la cebolla, partiéndola por la mitad y después cada una de las dos mitades partida en seis cachos. Procura no llorar mientras lo haces.

Metemos la cebolla en la olla

No tiene mucho misterio, una vez que la hemos terminado de partir, se incorpora a la olla donde teníamos el ajo.
Removemos con una cuchara de madera suavemente y si vemos que nos falta aceite añadimos un poco más.

Añadimos dos cucharadas de curry

Cuando la cebolla cambia de color y empieza a tomar un tono más dorado, mira la diferencia con la foto anterior, es el momento de añadir el curry en polvo.
Se ponen dos cucharadas de curry, aunque en función de lo fuerte o flojo que sea el curry tal vez tengas que cambiar esta medida.
Con el curry ya metido sigues removiendo de vez en cuando y estás así unos cinco minutos

Añadimos la carne de ternera en dados

Es el momento de añadir la carne y las demás especias, la carne debe estar cortada a dados y piensa que su tamaño queda reducido casi a la mitad una vez cocinada, así que no te pases con cachos demasiado pequeños

Media cucharilla de nuez moscada y clavo

Ahora incorporamos parte de las especias, ojo que usamos una cucharilla de café, para el curry habíamos usado cucharas soperas normales.
La cucharilla lleva en la punta nuez moscada y el resto con clavo (aproximadamente unos 5 o 6 clavos), lo de las especias va al gusto de cada uno, pero la primera vez te recomiendo que no te alegres mucho con ellas, ya que tienen un sabor muy fuerte.
También es el momento de echar la sal, hay gente que sabe el punto de sal solo con oler el plato, yo utilizo el clásico método científico de chupar la cuchara con la que estoy cocinando

Cocinar a fuego lento unos 25 minutos

Es el momento de descanso, pon el fuego lento y deja que se cocine tapado unos 25 minutos, puedes aprovechar para mirar el correo, mirar tu agregador de feeds o votar en meneame. El tiempo es orientativo, realmente es cuando la carne esté tierna, que más o menos suele estar por ahí.

Diferencias del arroz normal con el basmati

Mientras se cocina lo otro, ahora deberíamos hacer el arroz, lo que pasa es que yo ya lo he comprado hecho.
Este plato se puede preparar con arroz normal, el de la izquierda, aunque gana más con el arroz basmati.
Este arroz es más fino y largo, también tiene una textura un poco más "plástica", es un poco más duro y normalmente viene aromatizado. Si hueles una caja de arroz te recuerda un poco a una herboristería. Tampoco se hincha tanto como el arroz normal, así que es más fácil calcular las cantidades
Para cocinarlo basta con poner el arroz que queremos en una olla con un chorrito de aceite, (más o menos un puñado y medio de arroz por persona) y cubrirlo con el agua justa. Se añade sal al gusto y se cuece hasta que absorbe toda el agua.

Calentamos el arroz

En mi caso sólo he calentado el arroz en una sartén con un poco de aceite, además le he añadido unos clavos ya que tenía poco aroma.
Si lo cocináis como os he dicho en el punto anterior, podéis echar unos clavos cuando lo pongáis a cocer en la olla.

Ya lo tenemos casi hecho

Volvemos con la olla donde teníamos la ternera que ya debe de estar tierna y cocida, la carne y la cebolla habrán soltado su jugo y debemos tener algo de caldo. Es el momento de probar si nos hace falta más sal o algo más de curry. Debéis tener en cuenta que el sabor actual se rebajará al añadir la nata.
También, si no te gusta encontrarte ajo en la comida es un buen momento para retirar los que habíamos puesto al principio

Mezclar con la nata

Ahora añadimos la nata y si vemos que está muy espeso, porque hay poco jugo, podemos incorporar , hasta la misma cantidad que la nata, un vaso de agua caliente. Personalmente me gusta espeso.

Añadir una cucharilla de canela

Espolvorea una cucharilla (de café) con canela en polvo, procura que quede bien espolvoreada para evitar que se formen grumos y mezclalo todo bien. En estos momentos, lo que tienes en la olla tiene que oler muy bien

Un poco más de fuego y que reduzca

Ya lo tenemos listo, ahora lo dejamos unos minutillos a fuego lento y sin tapar, para que la salsa se espese y se reduzca.

Sugerencias finales

Ternera al curry con arroz basmati

En los restaurantes indios se suele poner el plato en una cazuela metálica sobre una vela calientaplatos y el arroz aparte para que cada persona lo combine al gusto.
Con este plato combina especialmente bien un poco de Nam, pan indio. Lo he visto alguna vez en el algún centro comercial grande y en pequeños supermercados indios o ingleses. Altamente recomendable.