mitago.net

Página web de Celso González

Fabada asturiana

Ingredientes

Ingredientes de la fabada
  • Alubias de granja
  • Un chorizo asturiano
  • Una morcilla asturiana
  • Una pieza de tocino
  • Una cebolla o un puerro
  • Vino blanco
  • Un diente de ajo
  • Salsa de soja

El ingrediente principal son las fabes, cuanto más buenas sean mejor va a salir la fabada. La fabada original se puede hacer sólo con los cuatro primeros ingredientes, el resto es añadido propio.
En vez de vino blanco se puede utilizar sidra para darle un toque más asturiano si cabe.
Respecto al tocino se puede usar el tocino blanco, todo grasa, de color blanco o bien el tocino con hebra, o tocineta, que tiene un poco menos de grasa y algo más de carne. Personalmente prefiero el de hebra.
Los tomates de la foto sirven para decorar

Preparación

Fabes en remojo

Las fabes tienen que estar una noche en remojo. Da igual si la noche tiene luna o no, lo importante es que pasen unas horas en agua. Hay gente que pone al agua un poco de bicarbonato, pero no es necesario.

Picar el puerro

Picamos el puerro, o la cebolla, en cachos pequeños. Si usamos puerro los cachos tienen que ser todavía más pequeños de los que aparecen en la foto. Si usamos cebolla los cachos pueden tener ese tamaño.

Pochar el puerro

Metemos en la olla, el puerro con un poco de aceite de oliva y el diente de ajo. A fuego lento, la idea de esto es preparar un poco de fondo para las fabes. Si tenemos una cacerola de barro suficientemente grande podemos hacerlo en ella, en mi caso utilizo mi olla estándar. Dejamos un buen rato hasta que cambia de color.

Añadir vino blanco

Siguiendo con la idea de preparar el fondo, añadimos vino blanco para facilitar que el puerro quede bien cocido. Si en vez de puerro hemos utilizado cebolla los tiempos de cocción se reducen. El puerro es más duro y requiere algo más de tiempo.

Incorporar salsa de soja

El ingrediente secreto del cocinero. La salsa de soja sirve como potenciador de sabores y contribuye a añadir profundidad a los guisos. Lo tengo firmado por Ismael Prados, el de Cuina x solters, asi que nadie se me ponga tonto :)
Otras opciones pueden ser el bovril o media pastilla de caldo de carne. Ahora dejamos reducir un rato.

Añadir las fabes

Después de lavar las fabes que teniamos en remojo, no se pone el mismo agua, las metemos en la olla de forma que queden cubiertas con agua e incluso que quede uno o dos dedos de agua por encima suyo. Van a estar cociendo más de hora y media y es lógico que se evapore algo de agua. Importante que esten tapadas ya que si no el agua que se evaporará será mucho mayor.
Si no tenemos tapa, se pueden hacer a fuego muy lento y revisando de vez en cuando que no se queden sin agua, pero suelen quedar más flojas.
Truco: A los cinco minutos de haber metido las fabes se suele formar una película de espuma en la superficie, si con una espumadera lo retiramos suele quedar mejor.

Pinchar el chorizo

Cuando lleve un buen rato, una hora o así, podemos añadir el chorizo, la morcilla y el tocino. Lo importante es que antes de echar el chorizo hay que pincharlo con un cuchillo en diferentes sitios. De esta forma conseguimos que el chorizo al irse cocinando vaya soltando jugo que es lo que da saborcillo a la fabada. No es recomendable pinchar la morcilla, ya que tiene tendencia a salirse entera. Una vez hecho esto dejamos cocer, rectificamos de sal si hace falta y a esperar.

Sugerencias finales

Fabada asturiana

La principal sugerencia que se puede hacer a este plato es acompañarlo con un buen vino tinto, en mi caso recomiendo Ribera de Duero y con un buen pan de hogaza. Otra recomendación es no tomarlo por la noche ya que es un alimento muy pesado.