mitago.net

Página web de Celso González

Croquetas de emperador

Ingredientes

Ingredientes del plato
  • 2 filetes de emperador fresco (400gr)
  • Un tomate grande
  • 50 gramos de piñones
  • Pan rallado
  • Vino blanco
  • Queso curado
  • Un huevo
  • Perejil
  • Aceite y sal

El emperador, o pez espada, es uno de los pescados más fáciles de encontrar fresco en las pescaderías. También podemos encontrarlo en la sección de congelados pero si tenemos oportunidad es mejor con pescado fresco. El resto de ingredientes son bastante comunes y quizá lo único que nos pueda presentar problemas son los piñones, en este caso podemos sustituirlos por almendras.
Este plato es muy sencillo y a la vez proporciona un aire nuevo a una especialidad tan típica como puedan ser las croquetas.

Preparación

Dorar el emperador

Para empezar partiremos los filetes de emperador en tacos pequeños, aproximadamente del tamaño de un pulgar y los pondremos en una sarten con un poco de aceite a fuego medio.
Lo removemos de forma contínua hasta que el pescado cambie de color a un tono hueso.

Troceamos el tomate

A la vez que el emperador se va dorando, partiremos el tomate en dados pequeños. Aunque yo no lo hice, es recomendable quitarle la piel al tomate.
Truco: para pelar tomates de una forma cómoda lo ideal es meterlos unos minutos en agua hirviendo, después con un cuchillo y bajo el chorro de agua fría podremos quitar la piel con suma facilidad.

Mezclamos todos los ingredientes

Ahora bajamos el fuego e incorporamos todos los ingredientes, el tomate, los piñones, dos cucharadas de pan rallado, otras dos cucharadas del queso rallado y añadimos un buen chorro de vino blanco. Con el propio jugo del emperador y los tomates y el vino que hemos añadido dejamos cocer unos cinco minutos o hasta que se reduzca.

Preparamos la picadora

El siguiente paso consiste en retirar la mezcla del fuego e introducirla en el accesorio de picar de la batidora. A la mezcla le añadiremos perejil abundante e incluso podemos añadir unas ramas de cilantro. Lo ideal es irlo picando en pequeños pasos e ir reservando lo que vamos haciendo.

La pasta de croqueta

Aquí se puede ver el aspecto que presenta lo que va a ser la masa de las croquetas, las pieles de tomate que se ven se pueden evitar pelando el tomate como he explicado anteriormente.
Realmente fácil y sin utilizar bechamel.

Empanar las croquetas

Llega la parte divertida en la que tienes que meter las manos en la masa. En un plato habremos batido un huevo y en la mesa habremos extendido pan rallado en abundancia.
El mecanismo es el mismo que para las croquetas tradicionales, tomamos una porción de la masa y la modelamos con la mano. La hacemos rodar por el plato con el huevo batido, que va a ser lo que haga que se pegue el pan rallado, y finalmente la pasamos por la mesa para acabar de rebozarla en el pan.
Nota para los mallorquines. Si en vez de pan se utiliza galleta picada el resultado es el mismo :)

Freir las croquetas

Ya nos queda el último paso, en una sartén con abundante aceite caliente iremos tirando las croquetas hasta que la parte exterior tome un color dorado, normalmente en un minuto o así suele estar listo.
A la hora de sacar las croquetas es aconsejable depositarlas sobre un plato con una servilleta de papel en el fondo para que absorba el exceso de aceite.

Sugerencias finales

Croquetas de emperador

Aquí tenemos el resultado final, estas maravillosas croquetas acompañadas con unas aceitunas negras, unos pimientos de piquillo que complementan su sabor de forma perfecta y unas alcaparras para acabar de dar un toque de color.