mitago.net

Página web de Celso González

Formas de hacer bien las cosas

Dolmen de la Mina de Farangortea Hoy había salido con el coche para dar una vueltecilla turística por el Cerco de Artajona cuando en las proximidades del pueblo me he encontrado un cartel que me indicaba la situación de los Dólmenes de Artajona. Así que sin dudarlo he metido el coche por el camino de cabras y durante los cinco kilómetros que ha durado he ido siguiendo las numerosas indicaciones, bien con pintadas o bien con carteles que indicaban la dirección y la distancia. Realmente genial.

El otro día estuve en los dólmenes de Alava (Aizkomendi y Sorginetxe) e igualmente encontré multitud de indicaciones e incluso cárteles con la situación de yacimientos similares, aparcamientos habilitados, vallas de separación, limpieza de la maleza, todo perfecto quitando algún panel informativo destrozado por algún gilipollas (es una cosa que nunca he entendido, la afición que hay a destrozar paneles informativos y la poca prisa que se dan en reponerlos). Sin duda alguna, muchos de ellos no son precisamente impresionantes pero no quita que sean conocidos y conservados como una muestra de un pasado lejano.

Pues bien, en Mallorca no saben que es nada de esto. Un sitio eminentemente turístico, que se basa en ofrecer contenidos, no tiene señalizados los monumentos (hay algúna señal de cuando Franco era cabo) y quitando una pequeña guia que ofrencen en la oficina de información es imposible encontrar nada. Aparte de que tengas que saltar mil vallas y entrar en propiedades privadas. Lo más triste es que además hay cosas mucho más llamativas que las que puedes encontrar en Navarra o Alava.

lun 17 septiembre 2007 01:182 comentarios