mitago.net

Página web de Celso González

El juego de Ender

Siempre he dicho que para valorar un libro de ciencia ficción lo mejor es mirar el año de su primera publicación, en este caso del 77, y aunque los premios no siempre significan mucho, aun no he leído un libro con un premio Hugo que no merezca, y mucho, la pena.

Veamos si a alguién le suena esta historia, tenemos a un niño especial, un elegido, que está llamado a salvar al mundo de una terrible amenaza. Este niño tiene que desarrollar su potencial y es enviado a una escuela donde se le pulirá, dentro de la escuela se granjeará enemigos y establecerá unos lazos de amistad con otros alumnos aunque siempre será considerado especial por sus instructores. Para aderezar esto un poco meteremos un juego de equipo en condiciones de poca gravedad.

Olvidandonos un poco de las posibles similitudes con otros libros, nos situamos en el futuro, la Tierra ha sido atacada por una raza extraterrestre, los insectores, que superando en efectivos y tecnología a los humanos fueron derrotado s por una brillante estrategia de un sólo hombre Mazer Rackman.

Han pasado cuarenta años desde entonces y Ender es uno de los elegidos para ingresar en la escuela de oficiales donde será formado para ser el próximo Mazer Rackman. En este proceso vamos viendo como sus superiores intentan siempre forzarle al máximo, empleando todo tipo de tretas psicológicas, y como se encuentra el rechazo y el odio de otros alumnos con el sindrome de Salieri.

En paralelo vemos la historia de los hermanos de Ender, Valentine y Peter, igual de dotados que él, pero que no han ingresado en la academia de oficiales por motivo de sus caracteres. Por medio de identidades secretas, Locke y Demóstenes, en los foros de discusión consiguen crear opiniones y tendencias de pensamiento, eso sí que es el poder de la blogocosa, y poco a poco consiguen aumentar su poder.

Este libro es uno de esos libros especiales que, además de contarte una buena historia, te deja un poso que te hace pensar largo tiempo en él. Hay cosas ba stante profundas como las reflexiones de Valentine cuando piensa que gracias a ella una persona cruel como su hermano llega al poder y que paradójicamente es lo mejor. O las reflexiones de Ender/insectores del final del libro que supongo serán ampliadas en la segunda parte "La Voz de los muertos" que espero l eer cuando tenga oportunidad (por lo visto hay hasta cinco partes)

Resumiendo, como diría mi amigo Trukulo. ¡Leetelo, capullo!

PD. Como cosa curiosa, conozco dos personas con el nick de Ender, un debian developer David Martínez Moreno con el que he coincidido alguna vez y al futuro juez de halón disparado que dedica su tiempo libre a escribir cartas a las ministras al que puede que conozca si montamos una blog&beers castellana.

dom 14 mayo 2006 04:277 comentarios