mitago.net

Página web de Celso González

Sobre la fisioterapia

Ya llevo dos semanitas de fisioterapia y como mínimo ya puedo mover algo el tobillo y el gemelo ha recuperado algo de volumen. Tengo que ir cada día y estoy como una hora y media. Mi fisio, Carlos un tipo muy majo, también es el que se encarga del Balonmano Valladolid y alguna vez le toca irse de viaje con el equipo. En esto de la fisioterapia he podido descubrir que no se limita únicamente a los masajes sino que hay mucha cosa de tecnología metida ahí dentro.

Magnetoterapia: Un campo magnético de alta intensidad favorece el crecimiento de los huesos. Aún no tengo consolidada la fractura y es una de las cosas prioritarias. Es tan sencillo como estar tumbado en una camilla, hay un arco rodeando la camilla de forma transversal que se coloca en la zona afectada. No pica, no duele, no hace nada :)

Presoterapia: Una media que abarca toda la pierna, se le conectan unos tubos y esa media se va hinchando de abajo hacia arriba haciendo una presión similar a los aparatos de tomar la tensión. Cuando llega al tope se afloja y después vuelve a empezar. Sirve para rebajar la inflamación que todavía tengo.

Corrientes: Se colocan dos esponjas en la parte superior y en la parte inferior del gemelo atadas con una cinta de velcro. Se enchufan al aparato y este mediante unas descargas eléctricas (similares a unos golpecitos muy rápidos) hace que el gemelo se contraiga. Es el famoso abdominatic de la teletienda en versión profesional.

Ultrasonidos: Un chisme que parece un escáner de mano, acabado en una especie de bola de ratón que se aplica sobre la piel en la que se ha puesto algo parecido a un gel. Es como lo de las ecografías pero en pequeño. Sirve para dar un micromasaje en las capas inferiores de la piel y favorece tanto la circulación como el drenaje.

Y eso es todo de momento, hay más máquinas pero todavía no las he probado.

-----

sáb 20 agosto 2005 23:221 comentarios