mar 07 junio 2005

Mi pata rota

Las fotos que sacó Joana mientras yo estaba metido en la Clínica Femenía. A pesar de lo chungo que estaba tengo que reconocer que me tratarón muy bien y pude descubrir el maravilloso mundo de las drogas. Dolantina inyectable para cuando estaba muy chungo, Droal para ir tirando y Nolotiles para cuando estaba bien.

Tumbado en mi cama ultra plegable, tenía un mando que te permitía hacer cualquier cosa y era uno de los entretenimientos que tenía allí.


Con la silla de ruedas los últimos días ya podía bajar al bar. La foto está sacada en el hall de mi habitación (muy grande por cierto, incluso tenía una terraza)


La comida tenía sus días, a pesar de ser comida de hospital, especialmente las sopas que eran agua manchada y alguna de las verduras de acompañamiento. Aunque a veces te sorprendían con un mero a la plancha mucho mejor que el de cualquier restaurante. En total he perdido unos cinco kilos desde la última vez que me pesé pero no creo que la comida de allí sea la culpable


Otra foto más, comentar que, excepto los primeros días antes de la operación y cuando ya salía con el alta, no llevaba escayola, sólo un vendaje compresivo.


Publicado por Celso González | Ver galería (4)