lun 27 diciembre 2004

Navidad en Madrid

Llegamos pronto al aeropuerto y lo encontramos prácticamente desierto, quedaban pocos vuelos por salir y en nuestra terminal no se veia un alma, lo cual empezaba a dar un rollo en plan lagolieros. Esta pasillo me llamó la atención y me dedique a la fotografía artística o estúpida según lo que le parezca a cada uno.


El ejercito de los carritos de maletas en perfecta formación y listos para cualquier cosa.


¿Que cara pones cuando llegas al aeropuerto y ves que tu vuelo ha sido cancelado? Pues ahora ya lo se :) Afortunadamente nos metieron en un vuelo de Spanair que salía cinco minutos después, lo cual fue una ventaja. El avión más comodo, viajando casi sin gente y una tripulación especialmente amable. En serio, ya se que es su trabajo pero hay veces que se nota cuando son agradables por que sí.


Una foto habitual, ahora puede apagar su equipo. A todo esto la máquina de billetes de San Fernando jodida y sin nadie en la taquilla. Ahora ya se que en estos casos se paga al final del trayecto o directamente te sale gratis el viaje segun a la estación que vayas.


Como los amigos de Joana la habían dejado colgada, yo no sabía donde era lo del Kaslab y Amaya tenía el móvil desconectado nos fuimos a dar un par de vueltas. Un señor nos subió en un autobús y nos dió ideas para hacer cosas, aunque la mayoría para el día siguiente. Nos dimos una vueltecilla por el centro y aquí tenemos la Plaza Mayor de Madrid con toda la gente del mundo en ella, chiringuitos navideños, gente con pelucas, más gente


Y la misma plaza con más gente y un caballo mundialmente conocido por sus huevos. Aunque en la foto no salen.


Una cosa que me llamó la atención es que se vendían patatas fritas a granel en bolsas de papel. Además ahora todo el mundo internauta (google incluido) sabrá que Joana no me quiso comprar una bolsa.


Volvemos a casa de mi hermana después de flipar con el gran atasco de gente intentando salir de la estación de Sol y nos disponemos para la cena. Aquí tenemos a mi padre con la mesa preparada y podemos ver el chorizo zamorano de la derecha y el chorizo salamanquino de la izquierda (mejor de dos en dos).


Y después de muuuucho esperar llegamos al plato principal de la cena, un lomo con col receta especial de mi hermana. Rafa evalua por donde se puede atacar al lomo.


Rafa después de elaborar el plan se decide y comienza con sus labores de maestro trinchador.


Al-foso poniendo cara de amargao porque le saco una foto, aunque puede que me confunda y sencillamente estuviese posando.


Mi hermana (izquierda) y Maite (derecha) ansiosas por salir en la foto, creo que son del grupo que piensan que cuando te sacan una foto te roban el alma o algo así.


Mis padres aunque juraría que esta foto no la saqué yo, pero todo puede ser.


Llegamos al día siguiente y para hacer algo realmente original nos levantamos un domingo antes de las once. Confirmamos que a esas horas pasan cosas muy raras y nunca vistas como Al-foso con pijama.


Bajamos a Madrid mis padres y Joana con la intención de ver el templo egipcio, el rastro y todas las cosas que nos dijo el señor del autobús. Nos montamos en uno de los metros gusano, sin separación entre vagones.


Y pensando que llegabamos con el tiempo justo, fuimos a ver el templo de Debod. Un templo de 2200 años de antiguedad traido desde Egipto en los años 70.


Esto era la pieza central del templo de Debod. Una representación de Amón situada en el centro con el disco solar y unas serpientes, no se ve mucho de eso pero era lo que ponía la placa.


A los lados del pasillo central había dos cámaras en la que se indicaba que se guardaban figuras y ofrendas. Aquí podemos ver la panorámica de la más iluminada. El pequeño pasadizo del fondo conducía a un pasillo que comunicaba con la entrada.


En la misma sala se puede apreciar el tamaño de las losas del techo y la famosa frase de si ha aguantado hasta ahora no se irá a caer.


El sitio era realmente oscuro y el no poder utilizar flash complicaba más las cosas, cada representación tenía un botoncillo que servía para iluminarlo, aunque había que dar a dos o tres para poder apreciar que era cada cosa.


Adijalamani ofrece incienso al dios Osiris y a la diosa Isis, aunque al pobre Adijalamani se le ve más bien poco.


Y aquí es al revés, Adijamalani ofrece un collar a Osiris e Isis, pero está movido y solo se ve a Adijamalani y a otros dos dioses que no estaban en la representación de al lado. No saqué toda la secuencia completa por a) había mucha gente y se hacía díficil lo de enfocar y b) no pensé que se pudiesen ver las fotos con nitidez. De todas formas se puede ampliar la información y hacer una visita virtual (se necesita java) en la web del Templo de Debod


Esto es la gola del portal del 2º pilono En el macro universo simbolizado por todo templo egipcio, las puertas constituian un elemento problematico, permitian acceder al interior del santuario a las personas encargadas del mantenimiento pero también permitian introducirse otros elementos maleficos. Para evitarlo a menudo se representaban elementos protectores como las dos cobras, los dos ofidios aureos que simbolizaban al dios Horus.


En la misma gola se puede apreciar una inscripción en griego en la que se informaba de la dedicación del templo a la diosa Isis hecha por el rey Ptolomeo VI y su esposa Cleopatra.


El templo tiene dos niveles, en la parte superior se encontraban unas maquetas y algunos elementos más relevantes. Esta es la maqueta de la reconstrucción completa del templo, se puede ver que tenía una puerta más y que también estaba amurallado.





En la vida he visto un bicho más díficil de fotografiar que una urraca. Ya llevo un buen tiempo detrás de conseguir una foto de una de ellas pero no les gusta nada que la gente se les acerque, esto es lo mejor que he podido conseguir y además con el zoom a 3x. Eso sí, algún día las pillaré.











Publicado por | Ver galería (62)